Bullying

A raiz de que me hayan invitado a un grupo de Whatsapp de antiguos alumnos del colegio donde fui casi toda mi infancia he rememorado aquellos años, los recuerdo como una época feliz en mi casa, con mis padres y mi abuela, pero no puedo decir los mismo de la época de colegio, para mí fue una época gris, oscura y lamentable que creía olvidada. Una época en la que el castigo físico y la vejación eran la norma en la educación. Entré en el colegio Hermanos del Sagrado Corazón (Corazonistas) a principios de los ochenta, y estuve allí bastantes años, hasta 3º de BUP, no sufrí el maltrato físico tan grave que sufrieron algunos de mis compañeros, ellos ya saben quienes son. Pero he visto un borrador de la pizarra volar de un lado al otro de una clase y pasarle a un alumno a unos milímetros de la cabeza, tan cerca, que si le pilla le hubiera dejado seco en el sitio. He visto el brazo de otro profesor subiendo y bajando frenéticamente a través de las cristaleras del aula, y cuando volvían a entrar ver a un alumno machacado tras el profesor, he visto una flauta Hohner partida en la espalda de un alumno por obra y gracia del profesor de música, se conoce que ese día se había pasado con el aguardiente mañanero. Todo esto es ya historia conocida, nada nuevo bajo el sol. Sin embargo, quiero decir un par de cosas más:

Las peores vejaciones que sufríamos no eran físicas, eran psicológicas, tuve un profesor de lengua, del que mi memoria ha decidido olvidar su nombre, que delante de toda la clase pensó que era muy divertido humillarme y decir explicitamente “que parecia subnormal cuando hablaba”, no es que yo fuera Unamuno, pero, lo que son las cosas, muchos años después me gané la vida bastante bien dando charlas de seguridad informática en compañías. Otros no hacían más que recordarte que no valías para estudiar, y que lo mejor que podías hacer era hacer FP y que tu padre te diera trabajo en su fontanería, ellos pensarían que eso era humillante, para mí fue un orgullo toda mi vida saber que el trabajo de mi padre pagó los estudios de su hijo, y que lo hizo contra viento y marea. Su capacidad adivinatoria quedó en entredicho cuando acabé la carrera en el cuadro de honor de la facultad. Cosas que pasan.

Lo que creo más importante de todo esto es que el ambiente en el que crecimos hacía normal que unos pocos vejaran a otros, yo personalmente sufrí que agunos descerebrados que compartían clase conmigo se pasaran el día vejándome con sus comentarios y cogiendome entre varios haciendome, por ejemplo, lo que entonces se conocía como un “picahuevos”, que no es otra cosa que abrirte de piernas y hacer que tus testículos chocaran contra un poste. Para aquellos que quizá se recuerden en aquella tesitura, deciros que érais unos mierdas, y que si tenéis el suficiente valor podéis intentarlo ahora, ya no soy el chico gordito de entonces, y tengo algún dan sobre un cinturón negro, que demuestran que no soy un torpe como pensábais que era entonces.

Por una cuestión de salud mental prefiero pensar que soy como soy, entre muchas otras cosas por aquellas experiencias que tenía reprimidas en mi memoria y que de repente han emergido. Pero también es cierto que aún arrastro muchas inseguridades en mi vida, y que cualquier revés que ocurre en la misma, por pequeño que sea, me sume en un estado depresivo muy similar al que sufría en aquellos años que pasé en los Corazonistas.

Ahora las cosas han cambiado, si un profesor maltrata de cualquier forma a un alumno al día siguiente sale en las portadas les periódicos y abrei nformativos en las televisones, es por ese motivo, y porque el sistema educativo (afortunadamente) ha cambio desde aquel entonces.  Esto no quita para que el colegio siga en la picota por muchas otras cosas, como en el año 2007, cuando un edificio se hundió porque decidierpon trasladar el patio a la azotea del edifio mientras construían un parking debajo del mismo, él único motivo de hacer eso era el lucro, ni más ni menos. Afortunadamente aquello ocurrió cuando los alumnos estaban de vacaciones y no hubo que lamentar pérdidas humanas, pero si hubiera pasado unos días antes, estaríamos hablando de una catástrofe que hubiera pasado a la historia más negra de la ciudad. Cada uno con su conciencia.

Anuncios

Stan Lee’s Lucky Man

Unos productores muy avispados, en su afán por hacer destacar una serie en el mar de series que nos azotan actualmente, pensaron que si una serie de corte fantástico tuviera la firma de Stan Lee le iría muy bien. Y ha sido así, hasta el punto de que la cadena Sky1 encargó una segunda temporada a los mismos.

El argumento de la serie comienza de una forma muy convencional, un policía londinense adicto al juego con una vida personal destrozada por el mismo de repente acaba con un brazalete en su muñeca que le da una suerte inusitada.

La serie es divertida, sin más prepensiones, si te gustan las series sesudas, por favor, continúa, aquí no hay nada que ver. Pero si te gustan las series para pasar un buen rato, la vas a disfrutar. Además transcurre en mi querido Londres, si te gusta esa ciudad tanto como a mí no podrás evitar preguntarte dónde están rodadas muchas de las escenas de la serie y sentir esa atmósfera familiar que rodea a las series rodadas allí.

Desde el lunes pasado puedes ver la segunda temporada de Lucky Man en AMC. Espero que la disfrutes.

De iOs a Andoid, sin morir en el intento

Lo he hecho, he jubilado mi viejo iPhone 5 y he cambiado de terminal, este era mi tercer iPhone, había pasado por un 3G, después un 3GS y finalmente un iPhone 5. Me aventuro a mirar el precio de un iPhone nuevo y… me he llevado un susto con el precio bastante importante. El más básico (32 Gb) son más de 700 €. En otro tiempo me lo hubiera gastado, pero la verdad ahora mismo no me apetece.

Comienza entonces la tarea de buscar un terminal de gama alta por un precio más razonable, con una buena cámara. Después de leer mucho y ver muchas reviews de Youtube ya tenía una decisión: me había decantado por el Huawei P9, y justo en el último momento veo una oferta de Movistar, el Huawi P10 por menos de 400 €. Decisión tomada.
iconnicBg

Una vez tengo el terminal llega el proceso más temido, migrar los datos de iOs a Android. Gran parte de ellos es sencillo, puesto que son servicios online y no tienes más que usar tu usuario y contraseña para tener lo mismo que tenías. Sin embargo, hay casos que no es tan sencillo, nos vamos a centrar en tres de esos servicios, cuya migración no es transparente. A saber:

  1. Contactos. Para migrarlos a Android debes hacer un backup de los contactos desde icloud.com en formato vcf. Este formato es importable a https://contacts.google.com/, que es la agenda de la que se nutre Android. Es muy posible que tengas que resolver algunas duplicidades de contacto, pero es sencillo y bastante rápido.
  2. Los SMS. Deberás extraer de tu backup de iTunes el archivo que contiene los sms, siempre tiene este nombre “3d0d7e5fb2ce288813306e4d4636395e047a3d28” y lo deberás copiar dentro de tu Android. Para que se importen deberás instalarte una aplicación llamada iSMS2droid. Una vez arrancada la app convertirá los mensajes a un formato entendible por Android y los importará.
  3. WhatsApp. Esta es la parte más laboriosa. He probado varias opciones de software que se supone que conectando los teléfonos era algo prácticamente automático, pero la realidad dista mucho de ser así. Finalmente me he decantado por extraer del backup de iTunes mediante la aplicación iExplorer tanto la carpeta adjuntos llamada “Media” en la ruta /App/net.whatsapp.WhatsApp/Library/ y la base de datos ChatStorage.sqlite que está en la ruta /App Group/group.net.whatsapp.WhatsApp.shared/. Una vez tengamos las dos instalamos en nuestro teléfono la aplicación Wazzap Migrator  y volcamos dichos archivos en la carpeta WazzapMigrator. Al ejecutar el programa convertirá la base de datos y vinvulará a la misma los adjuntos. Hecho esto, tendrás que borrar la App WhatsApp del teléfono y volver a instalarla, así encontrará un backup que será capaz de restaurar y así recuperarás todos los whatsapp que tenías en tu iPhone.

Ahora sólo te falta pelearte con el teléfono, es muy distinto usar un sistema operativo u otro, pero pasa lo mismo cuando pasas de Windows a Mac o Linux y aquí seguimos, vivos ¿no? 🙂

Volver a entrenar

Hace un par de semanas, de la mano de una de esas personas que, con el paso de los años ha estado siempre ahi, apoyándome en los momentos más raros y difíciles, volví a cruzar las puertas del dojo para volver a entrenar. Habían pasado más de 5 años desde que crucé esas puertas por última vez, si bien todo parecia igual, nada había cambiado demasiado, yo sí que notaba muchos cambios en mi interior.

No sé si esos cambios son buenos o no, pero lo que es evidente es que aquella persona que recogió su bogu una tarde de curso y al día siguiente ya no volvió, es distinta al que escribe hoy.

Durante todo este tiempo he añorado mucho el kendo, y en muchas ocasiones se ha cruzado por mi cabeza volver a sujetar el shinai, pero finalmente los astros se han alineado para que sea ahora.

Z-Madrid en Venezia, octubre 2008-fd0100

Mis sensaciones son francamente raras, una de las cosas que tiene cuaquier práctica marcial o incluso deportiva es que es muy poco agradecida, tardas mucho en subir un peldaño y muy poco en caerte por las escaleras y volver al punto de partida. Yo me encuentro en ese punto tan desagrabable de que tu quieres realizar ciertas técnicas pero tu cuerpo , la memoria muscular que hace que seas una millonésima parte más rápido que tu oponente se ha ido, estará de vacaciones en un lugar mejor que a mi lado. Eso no ocurre con los defectos que has adquirido a lo largo de los años, esos nunca se van. En fin, por eso el kendo es el “camino de la espada”, yo vuelvo a estar en el camino, aunque sea muy al principio. Y esta vez no pienso dejarlo por nada del mundo, porque a fin de cuentas en kendo está por encima de todo.

Dios salve al “Ministerio del Tiempo”

Hubo un tiempo en que a las series de televisión eran la basura que rellenaba el tiempo de la televisión, era una forma barata y sencilla de rellenar horas de televisión, ese modelo sigue vigente con productos como “Acacias 38”, “Seis Hermanas” o “El secreto de Puente Viejo”. Series sencillas de rodar y con mucho cartón piedra.

Sin embargo, hay series que son un auténtico salvavidas para los seriéfilos,series bien cuidadas, bien documentadas, que basan su producción en ser pequeñas películas, este es el caso de la maravillosa Sherlock de la BBC. Cada capítulo es una película, con un buen guión, bien realizada y con un elenco actoral digno de tener en cuenta.

3470546

En España disfrutamos del Ministerio del Tiempo, una serie digna de la BBC, que me tiene cautivado. Lo reconozco, en términos generales no suelo acercarme a los contenidos de TVE, me resulta muy casposo encontrarme con Bertín enseñando su cortijo o los programas de José Luis Moreno que ya eran antíguos en los finales de los 90. En el único momento que soy capaz de conectar con la tele pública es cuando los lunes emiten el MdT. Una serie que ha supuesto la vuelta a las series de género dentro del panorama español, que cuida mucho decorados, argumento y actores y que sobre todo, sin ser capaces de mover mucha audiencia han conseguido construir una legión de fanáticos de la misma que incluso consiguieron la renovacion de la misma por una segunda temporada, cosa que al principio no estaba nada clara. No me pierdo la cita de los lunes con ella, y siempre me quedo con ganas de más, tanto que cuando acaben los trece capítulos de esta segunda temporada, ya estaré pidiendo con fervor religioso una tercera.

Milenio 3

Lo admito, me he quedado huérfano. Durante muchísimos años he sido un fiel oyente de Milenio 3 hasta que el sábado pasado anunciaron su fin, no por esta temporada sino del programa.

Fuente: EFE

Si bien Iker Jiménez cuenta que esa etapa ha terminado para él, que necesita reiniciarse y reprogramarse, los confidenciales dedicamos a los medios afirman que este fin se debe a que una de las cláusulas que incluía su nuevo contrato con Mediaset para continuar con Cuarto Milenio (programa que lleva en Cuatro desde su comienzo en el año 2005) era una exclusividad total. Iker Jiménez se ha apresurado a desmentirlo en Facebook esta mañana.

Sea cierto o no, la realidad es que una legión de seguidores desde septiembre encontrarán un enorme hueco en blanco en la parrilla de la Cadena Ser las madrugadas de los sábados a los domingos.

Puedes escuchar el programa desde la web de Cadena Ser.

Usuarios nostálgicos: Windows XP a un mes de dejar de tener soporte.

Microsoft está desesperado porque sus usuarios migren a sistemas operativos posteriores, hasta el punto de que han hecho una campaña comparando XP con las antiguas casettes.

El año pasado se medía la cantidad de Windows XP que había aún activos en un 31% aproximadamente.

Si los precios de las licencias de Windows no fueran tan abusivas yno hubieran cometido cagadas como la gigantesca que se produjo con Windows Vista, otro gallo hubiera cantado, la realidad es que están desesperados por un problema que ellos mismos han generado.