Cuestión de bombillas

El viernes estaba con mi mujer y mi hija tomando un café en un bar y la pobre Teresa saliló disparada hacia un arfefacto con luces y musiquitas muy atractivas, obviamente era una tragaperras.

En ese momento me dí cuenta de que si provoca ese efecto en una niña de 16 meses, en el subconsciente también nos provoca ese efecto atractivo a los demás, en ese instante dí un paso más para entender lo grave que es problema de las ludopatías…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s