Una época extraña

Debo reconocer que últimamente estoy bastante vago, no tengo muchas ganas de contar cosas, será eso que ahora llaman astenia primaveral.
 
El caso es que cuando uno menos ganas de currar tiene es el momento en el que el mayor volumen de trabajo se le viene encima. La empresa donde trabajo ha tomado la sana, independiente y documentada decisión de fusionarse con otra. ¿Eso que supone? Una mudanza, un diseño completamente nuevo de red, servicios, etc. Y luego la parte a la que más temo: unificar todos los procesos informáticos de las dos empresas en una, en definitiva, en muchos casos tratar de (parafraseando a Ana Botella) de sumar peras y manzanas.
 
Ahora estamos en un momento de tensa calma, es decir no hay nada hecho y no podemos hacer nada, aún faltan por recorrer un montón de pasos previos que son necesarios para que yo pueda empezar a diseñar la nueva arquitectura de red y de servicios.
 
Vamos, aún no he empezado y ya tengo la sensación de que necesito unas vavcaciones…
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s