Argo

Hace mucho que no escribo de cine, es más, hace mucho que no escribo en este blog, hasta el punto que mi querido Urtoroth Lobopálido torció el morro el otro día en la inauguración de mi exposición cuando decía que hacía mucho que no escribía. Y es que hace tiempo  que gracias a twitter no tengo la necesidad de expresarme, ya que lo hago con una inmediatez extrema. Me he liado la manta a la cabeza y he querido hacer una microcrítica poco pretenciosa de “Argo”, galardonada como mejor película en los últimos Oscars.

Admitámoslo sin tapujos, Ben Affleck es un actor más malo que la tos, y que siempre tengo la sensación que tiene un palo de escoba metido por el culo, pero la película funciona, es correcta, y sobre todo te sujeta al sillón hasta el último momento. Eso es debido a un guión estupendo y a que el bueno de Ben se ha embarcado en este proyecto con alguien que no tiene un pelo de tonto, George Clooney. El argumento lo podeís encontrar en un montón de webs, y no quiero extender este post innecesariamente, sólo decir que este filme demuestra que a veces las ideas locas funcionan.
La recomiendo fervientemente, así que en este momento levanto mi copa y sólo puedo decir: “ARGODERSE”.
Nota al margen: no levantarse de la butaca cuando salgan los créditos, saldrán imágenes de los personajes reales y podréis ver el enorme esfuerzo de caracterización que se ha hecho para que los personajes se parezcan a los reales, exceptuando, eso sí, a Ben, que sólo se parece a él mismo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s