The Walking Dead Season Premiere

Ayer estuve como invitado en la premiere de la cuarta temporada de The Walking Dead, la Fox tuvo a bien darme un paseo por Madrid en autobús con unos cuantos zombies, y acabé en el cine Callao donde antes de la proyección del capítulo (en V.O.) hubo un coloquio de bloguers especializados en TV, que incluso por momentos fue interesante.

IMG_2663W

IMG_2666¿Lo peor? Los buenos tiempos donde en los eventos te daban algún goodie interesante se acabaron, ahora casi ni te dan las gracias por rellenarles una sala de cine.
¿Lo mejor? Que la cuarta temporada promete MUCHO, nuevas tramas, nuevos personajes y situaciones límite que prometen sacarnos del astío y llevarnos a la sangre y casquería más que nunca. Los tiempos en los que la serie se había vuelto aburrida y previsible han acabado, la serie ha vuelto con fuerza y con muchas ganas de quedarse.

Foto y video

Siempre me he considerado un fotógrafo, pero en ocasiones tonteo con el video y la edición, la verdad es que me divierte mucho montar videos, la semana pasada la gente de OuiShare me llamaron para que cubriera su evento en el Medialab Prado, un lugar estupendo del Ayuntamiento de Madrid, con unas iniciativas que seguro que si Ana Botella se enterara de las cosas que hacen los desalojaría por rojos.

Me pidieron que aparte de hacer fotos les hiciera un video de unos dos minutos y no negaré que me lo he pasado como un enano editándolo, poniéndole música asesorado por la preciosa Martha Mirage, etc. Éste es el resultado final:

Esto me lleva a que en ocasiones pienso si debería invertir en comprar un estabilizador para que mis tomas sean más dinámicas. De momento he encontrado este estabilizador de Opteka, la pregunta es ¿debo invertir en un trasto más para cámara o no?

Entre todos la mataron…

…y ella solita se murió.
Vuelvo de mi retiro bloguero para plasmar una pequeña reflexión sobre la crisis y el impacto que está teniendo entre la gente. Somos 6 millones y algo de personas que de un día para otro nos hemos quedado con una mano delante y otra detrás, que de repente hemos tenido mucho tiempo libre que no sabemos como canalizar y que no sabemos reubicarnos en un mercado laboral tan hostil que prácticamente por un puesto de trabajo cercenaríamos el cuerpo de otro aspirante con un shinken.

En este caso me voy a referir a la compañía de la que a mí me despidieron hace unos meses en un proceso de ERE que finalmente va a desembocar en un concurso de acreedores y su posterior cierre. No diré el nombre de la compañía porque prefiero que este post sea en mayor o menos medida algo neutro y sin personalizar.
Muchas compañías están pasando por un trance similar, sin embargo otras no, se mantienen a duras penas, eso me hace preguntarme si realmente en este caso se ha hecho algo que haya conseguido precipitar la compañía a este final tan funesto, me pregunto si yo fuera el directivo de la compañía si habría hecho las cosas de otra manera, y después de dar más vueltas sobre el tema que un buitre sobre su carroña sólo puedo decir que sí, y eso no quita que seguramente mi posición hubiera desembocado en algo similar, pero siempre quedará la duda.
Yo creo que para que una compañía salga de un bache sus políticas deben dirigirse en dos líneas: el recorte real de gastos y una potente labor comercial. No quiero hacer un post del tamaño del antíguo testamento, pero permitidme que desarrolle un poco ambos aspectos:

  • Los recortes de gastos deben ser medidos y estudiados, no erráticos, políticas como partir los departamentos en varias sedes para abaratar los costes de alquileres sin fijarnos en los costes añadidos que pueden venir hacen que estas decisiones a la larga sean caras. Si eso lo ve un tristre trabajador, ¿por qué no lo ve un Consejero Delegado?
  • Da igual lo que se recorten los gastos de una empresa que si no hay ingresos la empresa se irá irremediablemente al garete, hay empresas y cuadros directivos que han estado basando su negocio en modelos antiguos y caducos, y que no han sido capaces de adaptar su negocio a la realidad actual, sólo han abarataratado los precios para no perder los clientes, incluso permitiendo que el trabajo sea deficitario. Otro modelo era necesario, huir de los grandes clientes, e ir a por los clientes medianos y pequeños, clientes que están deseando que se les visite y que al mantener una infraestructura más pequeña no tienen tantos problemas de liquidez.

En este último tramo de la historia, remotaré la frase con la que he titulado el post, algo que siempre decía mi padre, y que con el paso de los años, he descubierto la de sabiduría que ocultaba bajo dichos lapidarios y un mono de fontanero. Los desmanes económicos de una empresa, más una gestión deficiente hace que al final grandes trabajadores y grandes personas dentro de poco engrosen las listas del INEM. Mañana los cuadros de la compañía estarán trabajando en otro sitio bien por cuenta suya o ajena, pero habrá gente que por no tener un perfil tan técnico tendrán graves problemas para lograr volver a participar en el juego, esos son los peor parados y por ellos quizá, las cosas deberían haberse hecho de otro modo.

Que el karma reparta justicia.

Argo

Hace mucho que no escribo de cine, es más, hace mucho que no escribo en este blog, hasta el punto que mi querido Urtoroth Lobopálido torció el morro el otro día en la inauguración de mi exposición cuando decía que hacía mucho que no escribía. Y es que hace tiempo  que gracias a twitter no tengo la necesidad de expresarme, ya que lo hago con una inmediatez extrema. Me he liado la manta a la cabeza y he querido hacer una microcrítica poco pretenciosa de “Argo”, galardonada como mejor película en los últimos Oscars.

Admitámoslo sin tapujos, Ben Affleck es un actor más malo que la tos, y que siempre tengo la sensación que tiene un palo de escoba metido por el culo, pero la película funciona, es correcta, y sobre todo te sujeta al sillón hasta el último momento. Eso es debido a un guión estupendo y a que el bueno de Ben se ha embarcado en este proyecto con alguien que no tiene un pelo de tonto, George Clooney. El argumento lo podeís encontrar en un montón de webs, y no quiero extender este post innecesariamente, sólo decir que este filme demuestra que a veces las ideas locas funcionan.
La recomiendo fervientemente, así que en este momento levanto mi copa y sólo puedo decir: “ARGODERSE”.
Nota al margen: no levantarse de la butaca cuando salgan los créditos, saldrán imágenes de los personajes reales y podréis ver el enorme esfuerzo de caracterización que se ha hecho para que los personajes se parezcan a los reales, exceptuando, eso sí, a Ben, que sólo se parece a él mismo.